Zona de confort y como salir de ella

La zona de confort no es más que un estado mental y físico donde nos sentimos cómodos, realizamos las mismas cosas y decisiones donde se evita cualquier escenario de miedo o incertidumbre limitando el hecho de experimentar situaciones nuevas. Es ese ciclo de piloto automático donde no se toman riesgos y nos encantaba estar ahí porque nos sentimos tranquilos y consideramos que tenemos todo bajo control porque conocemos completamente el ámbito y las posibles situaciones que se presentan.

Pero; este estado de zona de confort nos mantiene quietos en el mismo estado sin permitir evolución alguna, no nos permite crecer. Y es cuando ese miedo desbordado en el que solo buscamos esa tranquilidad que nos da la zona de confort nos limita incluso hasta la felicidad de lograr cosas mucho más grandes en la vida.

La zona de confort también es estar en un trabajo que no nos gusta, pero nos da miedo a buscar otro porque no nos sentimos capaces de asumirlo. También puede considerarse estado de confort a permanecer en una relación en la que ya no somos felices por temor a no saber que puede ocurrir más adelante.

Como saber que estamos en la zona de confort

Como saber que estamos en la zona de confort

Para determinar si estamos en la zona de confort basta con analizar algunos elementos de nuestra vida e identificarlos:

Tener la misma rutina diariamente

Este es el aspecto más fuerte para determinar que estamos en la zona de confort; y es incluso hasta por los detalles más pequeños como siempre tomar la misma ruta para ir al trabajo, trabajar en lo mismo hace años y años, no deshacerte de esa ropa que ya sabes que tuvo su vida útil solo porque te sientes bien, decir que no a cualquier proyecto nuevo o idea nueva, estas rutinas marcan el hecho de saber que estas en zona de confort

Sentir miedo de hacer cosas nuevas

Cuando la sensación de miedo nos invade y nos paraliza incluso ante el simple hecho de pensar en algo nuevo y distinto a lo que estamos acostumbrados a hacer, esto es un indicador clave de que nos encontramos en la zona de confort.

Sentir miedo no es malo; pero dejar que este nos detenga para llevar a cabo actividades provechas en la vida si es negativo. Así que si estas sintiendo este miedo que no te deja avanzar definitivamente estas en la zona de confort

Falta de motivación o de iniciativa propia

Asimismo; la falta de motivación o de iniciativa nos hace saber que estamos en la zona de confort pensamos que todo está bien o que simplemente no necesitamos cambiar la vida porque tenemos un trabajo estable, visitamos el mismo supermercado todo el tiempo, o el destino vacacional siempre es el mismo. Esa falta de motivación para tomar una decisión distinta, conocer algo nuevo o hacer un curso de algo que hace mucho querías aprender solo nos indica que estamos en la zona de confort.

Aislamiento social

El aislamiento con las demás personas y querer estar solo la mayor parte del tiempo; refleja un temor interno que es notorio en quienes se encuentran en la zona de confort.

Sensación de tristeza

En ese mismo orden de ideas, la tristeza es un sentimiento que podemos tener cuando algo no nos agrada, nos hace sentir mal y estos pensamientos frustrados de tener todo tranquilo y aparentemente bien pero sentimos tristeza es común en quienes están en la zona de confort, porque no encuentran sentido a la vida o sienten que les falta un complemento para lograr lo que desean.

¿Qué puedes lograr si sales de la zona de confort?

Cuando estamos dispuestos a salir de la zona de confort empezamos a ser más consiente de nuestros miedos, frustraciones y limitaciones propias que tenemos para los aspectos de la vida. Si bien, el hecho de hacer algo nuevo nos puede generar estrés o dificultades porque en ocasiones no nos sentimos capaces de lograrlo, esto es un reto que debemos asumir porque lo que alcanzaremos saliendo de esa zona de confort son muchos más aprendizajes y cosas positivas para la vida.

Por tanto; el solo hecho de atrevernos a hacer algo de forma distinta, a ingresar en un negocio nuevo, a ir mas allá de lo que ya conocemos genera crecimiento personal; no importa si nos equivocamos porque de los errores también aprendemos. Los seres humanos tenemos un alto potencial para adaptarnos y para aprender, y esas situaciones nuevas son la gran oportunidad para cambiar el presente y futuro de nosotros mismos.

De tal forma; el manejo de las emociones es otra de las cosas que se logra también cuando salimos de la zona de confort, aprendemos a dominar los miedos e incertidumbres que muchas veces nos dominan. El éxito también se logra cuando salimos de la zona de confort; ninguna persona exitosa llega a la cima haciendo lo mismo que otros. Por el contrario; así tenga miedo o temor se atreve y se arriesga siempre por más.

Zona de confort y como salir de ella

¿Por qué salir de la zona de confort?

En primera instancia el hecho de salir de la zona de confort nos prepara para tiempos difíciles, si vamos adquiriendo experiencia con tiempo, cuando suceda un eventual escenario donde tengamos que cambiar algo de nuestra vida por necesidad u obligación ya estaremos preparados y con herramientas propias para aceptarlo.

La creatividad aumenta; dentro de la zona de confort no podemos explotar la creatividad porque ya todos lo conocemos al 100% y esto también limite a nuestro pensamiento ser creativo y generador de ideas, es por eso que una de las razones de salir de la zona de confort es esta saber que hay otro mundo por descubrir en la que nuestra creatividad se expandiría grandiosamente.

Genera autoconfianza, cuando sentimos confianza en nosotros mismos somos capaces de hacer lo que nos propongamos en la vida porque estamos seguros de que dependerá de cada una de nuestras acciones. Salir de la zona de confort eleva la autoconfianza.

Serás más productivo, las ideas nuevas solo surgen en momentos de cambios y extrema urgencia por esoel hecho de salir de la zona de confort aumenta también la capacidad de producir ideas y una amplia utilización de nuestro cerebro.

Conclusiones finales

En poca palabras; la zona de confort a pesar de ser un estado seguro, no nos ayuda en nuestro crecimiento, con él no podemos brillar o evolucionar, tampoco a emprender proyectos nuevos o conocer a personas que puedan aportar cosas maravillosas y positivas a nuestra vida.

Salgamos de esa zona; atrévete no solo a existir, trabajar, comer, dormir y ya. Busca un sentido real a la vida en la que puedas comenzar a valorar hasta las cosas más pequeñas, conversa con personas que incluso jamás pensarías que pudieras platicar o aprender algo útil porque no tienen los mismos conocimientos que tú.

Genera empatía con los demás, pero sobretodo vence el miedo, acepta esos nuevos desafíos y retos y podrás verificar por ti mismo que no era tan difícil, que si se podía que solo era cuestión de tomar la decisión y probar. El crecimiento será para ti y eventualmente para los tuyos también porque con tu ejemplo también se motivarán a hacer cosas distintas y elevar su autoestima y desarrollo personal.