La paciencia como motor para el crecimiento personal

La paciencia es un valor que nos permite mantener la calma en cualquier momento y saber esperar tranquilamente, también hace referencia a realizar las cosas despacio y sin presura. Es así como la paciencia en tiempos actuales está desapareciendo puesto que vivimos un ritmo de vida acelerado que no nos permite ser pacientes, queremos hacer varias cosas al tiempo y además que los resultados sean rápidos sin tener que esperar demasiado tiempo.

En ocasiones; estas actitudes hacen que no podamos tomarnos el tiempo para valorar cada momento, para tratar bien a las personas o simplemente para disfrutar esas pequeñas cosas de la vida. Y de allí viene la importancia que tiene la paciencia como motor para el crecimiento personal; las personas impacientes se frustran rápidamente y no aprenden a darle valor a los procesos de la vida y a cada cosa que se hace durante el día.

En ese mismo orden de ideas debemos sentarnos a analizar en que debemos respirar y estar un poco más calmadas, que esa vida agitada que no nos permite ser pacientes solo nos puede inducir a causar enfermedades y mal genio, aprender a moderar las palabras y esas emociones de furia nos hará tener mucha más paciencia y tolerancia con los demás y a tomar mejores decisiones diariamente.

La paciencia como motor para el crecimiento personal

¿Por qué es importante tener paciencia?

La paciencia es una cualidad muy importante para poseer sobre todo en tiempos de crisis o situaciones negativas que pueden presentarse, ésta nos permite mantenernos centrados y no derrumbarnos ante esos escenarios caóticos; mantener la calma y la paciencia cuando todo a nuestro alrededor está destruido es un factor importantísimo porque quienes mantienen la tranquilidad son los que puedes resurgir y recuperarse más rápida.

En el entorno; familiar también es importante tener paciencia, si criamos a nuestros hijos a los gritos y golpes, o tratamos a nuestra pareja con resentimiento por no hacer las cosas rápidas y cuando queremos que se hagan, esto causa insatisfacción, frustraciones y sentimientos negativos que no permiten que seamos felices. Es por ello que la paciencia es tan indispensable para la vida.

Por el contrario; si nos referimos al entorno laboral es otro ámbito en el que la paciencia es clave fundamental sobre todo cuando tenemos trabajo acumulado o actividades excesivas por terminar, si nos desesperamos y no mantenemos la calma posiblemente no terminemos de hacer todas as actividades pendientes o entremos en un colapso emocional donde no nos creemos capaces de poder ejecutar todas las asignaciones.

La paciencia en las finanzas.

Otra de las formas de tener paciencia es también cuando hacemos una inversión a largo plazo en algo que sabemos que nos dará frutos pero que debemos esperar cierto tiempo para recibir esa recompensa. Muchas personas no son pacientes y simplemente retiran la inversión de inmediato; pero tampoco reciben beneficio alguno. Así que para los negocios también es indispensable tener paciencia.

Además; cuando comenzamos a ahorrar, guardar parte de nuestros ingresos mensuales para un fin en especial como comprarnos un carro o algo que queramos. La paciencia también nos ayudará a mantenernos firmes y pensar en el objetivo de ese ahorro que sería el carro.

Si esperamos pacientemente esa inversión que hicimos, o lograr reunir ese dinero que estamos ahorrando poco a poco para lo que queremos comprar, los resultados pueden ser muy positivos. Y gracias a eso podemos ir creciendo, avanzando y logrando nuestros objetivos en el ámbito financiero; pero también en todos los demás de nuestra vida.

Por qué es importante tener paciencia

Paciencia como perseverancia

Mucho se habla de ser pacientes y perseverantes; de que si deseamos lograr alguna meta en la vida debemos ser perseverantes, y esto va de la mano. La paciencia es una compañera ideal sobre todo cuando tenemos que realizar procedimientos muy burocráticos o que necesitan de muchos requerimientos, papeleos, diligencias interminables y si no nos llenamos de paciencia en estos escenarios no vamos a conseguir eso que queremos.

También se requiere cuando estamos estudiando para un parcial de matemáticas y no entendemos mucho del tema, si tenemos paciencia y perseverancia y nos tomamos el tiempo para estudiarlo y practicarlo muy seguramente lograremos aprender eso que requerimos. Entonces la paciencia es esencial para todo, hasta para lo que menos pensemos si actuamos de forma inteligente y teniendo paciencia, esperando e intentando una y otra vez.

Cuando nos caemos y nos levantamos, cuando intentamos algo y fracasamos debemos tener la certeza de decir, lo intentaré de nuevo; esta vez con mucha más paciencia, con más calma pero con la única misión de lograrlo.

Como desarrollar la paciencia

Reducir la velocidad

El primer consejo para desarrollar la paciencia es precisamente bajar la velocidad en todas nuestras acciones, sabemos que apresurarnos por todo nos evita que seamos pacientes, además de que el mundo como lo vivimos hoy en ocasiones nos obliga a hacer todo rápidamente y a que todo sea lo más veloz posible.

Es por esto que, reducir la velocidad y valorar las cosas que tenemos, detenernos a comprender ciertas situaciones o a ser más calmadas en todo lo que hagamos nos ayudará a desarrollar la paciencia.

Aprender a respirar

Puede ser un hábito muy sencillo, pero lo ideal es hacerlo cuando estemos frente a una situación de alerta que nos hace perder los estribos y que nos impide ser pacientes. Como por ejemplo te dan una mala noticia donde tienes que tomar una decisión compleja o solucionarlo a través de una forma que aún no sabes, respira. Respirar profundamente y logra disminuir ese estrés que puedes sentir para entrar en un estado de calma y tranquilidad.

Esta es una de las formas más simples para lograr desarrollar la paciencia, respirar profundamente en esos momentos de caos. Esto te ayudará a regresar a tu centro y mantener un estado de tranquilo que es lo que realmente se necesita.

Alejarse de los conflictos

Asimismo; reducir la rabia y el estrés y estar en un entorno calmado y tranquilo es fundamental para desarrollar la paciencia; por eso una de las cosas más inteligentes que podemos hacer es precisamente alejarnos de los conflictos y problemas, evitarlos a toda costa porque esto nos puede alterar y producir que nos salgamos de control.

Los conflictos son problemas que pueden surgir en cualquier momento, pero si somos capaces de mantenernos lo más alejados posible, lograremos tener paciencia en las demás cosas que hagamos.

No juzgar a los demás

Muchos dirán que tiene que ver una cosa con la otra; pero si tiene mucha relación puesto que cuando juzgamos a los demás dejamos que pensamientos negativos entren en nuestra mente, cuando criticamos a un compañero de trabajo porque no hace una tarea correctamente estamos reduciendo nuestros niveles de paciencia y esto genera que lo que hayamos construido se pueda ir perdiendo.

En conclusión; si queremos ser integrales y que la paciencia sea uno de nuestros pilares en la vida sigamos todas estas recomendaciones y podrás ver como todo va cambiando.

Zona de confort y como salir de ella

La zona de confort no es más que un estado mental y físico donde nos sentimos cómodos, realizamos las mismas cosas y decisiones donde se evita cualquier escenario de miedo o incertidumbre limitando el hecho de experimentar situaciones nuevas. Es ese ciclo de piloto automático donde no se toman riesgos y nos encantaba estar ahí porque nos sentimos tranquilos y consideramos que tenemos todo bajo control porque conocemos completamente el ámbito y las posibles situaciones que se presentan.

Pero; este estado de zona de confort nos mantiene quietos en el mismo estado sin permitir evolución alguna, no nos permite crecer. Y es cuando ese miedo desbordado en el que solo buscamos esa tranquilidad que nos da la zona de confort nos limita incluso hasta la felicidad de lograr cosas mucho más grandes en la vida.

La zona de confort también es estar en un trabajo que no nos gusta, pero nos da miedo a buscar otro porque no nos sentimos capaces de asumirlo. También puede considerarse estado de confort a permanecer en una relación en la que ya no somos felices por temor a no saber que puede ocurrir más adelante.

Como saber que estamos en la zona de confort

Como saber que estamos en la zona de confort

Para determinar si estamos en la zona de confort basta con analizar algunos elementos de nuestra vida e identificarlos:

Tener la misma rutina diariamente

Este es el aspecto más fuerte para determinar que estamos en la zona de confort; y es incluso hasta por los detalles más pequeños como siempre tomar la misma ruta para ir al trabajo, trabajar en lo mismo hace años y años, no deshacerte de esa ropa que ya sabes que tuvo su vida útil solo porque te sientes bien, decir que no a cualquier proyecto nuevo o idea nueva, estas rutinas marcan el hecho de saber que estas en zona de confort

Sentir miedo de hacer cosas nuevas

Cuando la sensación de miedo nos invade y nos paraliza incluso ante el simple hecho de pensar en algo nuevo y distinto a lo que estamos acostumbrados a hacer, esto es un indicador clave de que nos encontramos en la zona de confort.

Sentir miedo no es malo; pero dejar que este nos detenga para llevar a cabo actividades provechas en la vida si es negativo. Así que si estas sintiendo este miedo que no te deja avanzar definitivamente estas en la zona de confort

Falta de motivación o de iniciativa propia

Asimismo; la falta de motivación o de iniciativa nos hace saber que estamos en la zona de confort pensamos que todo está bien o que simplemente no necesitamos cambiar la vida porque tenemos un trabajo estable, visitamos el mismo supermercado todo el tiempo, o el destino vacacional siempre es el mismo. Esa falta de motivación para tomar una decisión distinta, conocer algo nuevo o hacer un curso de algo que hace mucho querías aprender solo nos indica que estamos en la zona de confort.

Aislamiento social

El aislamiento con las demás personas y querer estar solo la mayor parte del tiempo; refleja un temor interno que es notorio en quienes se encuentran en la zona de confort.

Sensación de tristeza

En ese mismo orden de ideas, la tristeza es un sentimiento que podemos tener cuando algo no nos agrada, nos hace sentir mal y estos pensamientos frustrados de tener todo tranquilo y aparentemente bien pero sentimos tristeza es común en quienes están en la zona de confort, porque no encuentran sentido a la vida o sienten que les falta un complemento para lograr lo que desean.

¿Qué puedes lograr si sales de la zona de confort?

Cuando estamos dispuestos a salir de la zona de confort empezamos a ser más consiente de nuestros miedos, frustraciones y limitaciones propias que tenemos para los aspectos de la vida. Si bien, el hecho de hacer algo nuevo nos puede generar estrés o dificultades porque en ocasiones no nos sentimos capaces de lograrlo, esto es un reto que debemos asumir porque lo que alcanzaremos saliendo de esa zona de confort son muchos más aprendizajes y cosas positivas para la vida.

Por tanto; el solo hecho de atrevernos a hacer algo de forma distinta, a ingresar en un negocio nuevo, a ir mas allá de lo que ya conocemos genera crecimiento personal; no importa si nos equivocamos porque de los errores también aprendemos. Los seres humanos tenemos un alto potencial para adaptarnos y para aprender, y esas situaciones nuevas son la gran oportunidad para cambiar el presente y futuro de nosotros mismos.

De tal forma; el manejo de las emociones es otra de las cosas que se logra también cuando salimos de la zona de confort, aprendemos a dominar los miedos e incertidumbres que muchas veces nos dominan. El éxito también se logra cuando salimos de la zona de confort; ninguna persona exitosa llega a la cima haciendo lo mismo que otros. Por el contrario; así tenga miedo o temor se atreve y se arriesga siempre por más.

Zona de confort y como salir de ella

¿Por qué salir de la zona de confort?

En primera instancia el hecho de salir de la zona de confort nos prepara para tiempos difíciles, si vamos adquiriendo experiencia con tiempo, cuando suceda un eventual escenario donde tengamos que cambiar algo de nuestra vida por necesidad u obligación ya estaremos preparados y con herramientas propias para aceptarlo.

La creatividad aumenta; dentro de la zona de confort no podemos explotar la creatividad porque ya todos lo conocemos al 100% y esto también limite a nuestro pensamiento ser creativo y generador de ideas, es por eso que una de las razones de salir de la zona de confort es esta saber que hay otro mundo por descubrir en la que nuestra creatividad se expandiría grandiosamente.

Genera autoconfianza, cuando sentimos confianza en nosotros mismos somos capaces de hacer lo que nos propongamos en la vida porque estamos seguros de que dependerá de cada una de nuestras acciones. Salir de la zona de confort eleva la autoconfianza.

Serás más productivo, las ideas nuevas solo surgen en momentos de cambios y extrema urgencia por esoel hecho de salir de la zona de confort aumenta también la capacidad de producir ideas y una amplia utilización de nuestro cerebro.

Conclusiones finales

En poca palabras; la zona de confort a pesar de ser un estado seguro, no nos ayuda en nuestro crecimiento, con él no podemos brillar o evolucionar, tampoco a emprender proyectos nuevos o conocer a personas que puedan aportar cosas maravillosas y positivas a nuestra vida.

Salgamos de esa zona; atrévete no solo a existir, trabajar, comer, dormir y ya. Busca un sentido real a la vida en la que puedas comenzar a valorar hasta las cosas más pequeñas, conversa con personas que incluso jamás pensarías que pudieras platicar o aprender algo útil porque no tienen los mismos conocimientos que tú.

Genera empatía con los demás, pero sobretodo vence el miedo, acepta esos nuevos desafíos y retos y podrás verificar por ti mismo que no era tan difícil, que si se podía que solo era cuestión de tomar la decisión y probar. El crecimiento será para ti y eventualmente para los tuyos también porque con tu ejemplo también se motivarán a hacer cosas distintas y elevar su autoestima y desarrollo personal.

Utilizar la Disciplina para lograr las metas

La disciplina es un valor que las personas tienen para lograr un objetivo, en el estudio, en sus lugares de trabajo y consiste en realizar ciertas actividades con frecuencia sin abandonarlo; siempre con persistencia hasta que se consigue lo que se desea. Es por ello que conocer como usar la disciplina para lograr las metas es esencial.

Es por esto; que la disciplina es una de las claves del éxito y el mejor hábito que se puede tomar para lograr todo lo que nos propongamos en la vida. Una vez que tracemos la ruta hacia el objetivo el factor determinante hasta lograrlo es precisamente la disciplina. En este artículo nos adentraremos a hablar mucho más al respecto para poder analizar cómo es tan importante tener disciplina para lograr las metas y que esto depende únicamente de nosotros de mismos; por lo tanto, todo aquello que deseamos obtener y tenemos en la vida es por el esfuerzo propio.

Además, la diferencia entre las personas que logran lo que desean y las que no muchas veces no radican en que tengan más dinero o sean más talentosos; sino precisamente en que éstos han sido más disciplinados y constantes en ese que desean y gracias a eso logran marcar la diferencia.

Disciplina para lograr las metas

Como utilizar la disciplina para lograr las metas

A lo largo del tiempo se ha venido demostrando que la disciplina es un factor indispensable para lograr los objetivos que nos proponemos en la vida, por ejemplo si queremos tener buena salud y ser saludable debemos recurrir a hacer constantemente una serie de rutinas de ejercicios, llevar una alimentación saludable y libre de comida chatarra; y esto se va obteniendo con el tiempo gracias a la disciplina y perseverancia, solo basta una falta de enfoque para que se regresen a hábitos viejos pocos saludables y salirnos de esa línea donde un día decidimos estar.

Asimismo; es importante tener claro que la disciplina es el ancla para detonar hábitos positivos en la vida y cuando se va practicando cada vez más ya se vuelve parte de nuestro estilo de vida; ya no va a resultar forzado o difícil; sino por el contrario algo que hagamos con gusto porque vemos los resultados de nuestro compromiso.

Uno de los ejemplos en que podemos ver que estamos siendo disciplinado es cuando nos establecemos un plan de actividades diarias y lo cumplimos a cabalidad aun así nos toque esforzarnos más, entre ellos:

Levantarse temprano todos los días

Asistir al gimnasio 4 veces por semana o practicar alguna actividad física.

Hacer todas las tareas pendientes de tu clase

Ser puntual todos los días en tu escuela o trabajo

Estas pequeñas cosas elevan el espíritu de la disciplina y esto hará que cuando debas añadir muchas mas rutinas; sean hábitos muy fáciles de incorporar.

Como ser disciplinado

Te dejaremos unos tips que puedes utilizar para lograr ser disciplinado:

Tomar la decisión

Lo primero que se debe realizar es tomar la decisión de que quieres lograr algo y que el foco fundamental va a ser la disciplina; una que vez que tomas esta decisión ya debes estar claro que conllevará esfuerzo y compromiso. Así que; la fuerza de voluntad y estar decidido es lo principal para lograr ser disciplinado.

Establecer las metas u objetivos

Luego que ya decidiste que vas a comenzar a hacer disciplina debes tener claro cuáles son las metas y objetivos a alcanzar, entre más específico seas es mucho más sencillo trabajar sobre ello. Porque no te vas a desviar en el camino sabiendo realmente cuales son los objetivos de estos nuevos hábitos que vas a implementar.

como ser disciplinado en tus metas

Diseñar un plan de actividades

Asimismo; cuando ya se tiene claro de lo que se desea lograr se debe diseñar un plan de actividades específico y rutinas que se harán diariamente o en el tiempo que se establezca; por ejemplo, si la meta es perder 5 kilogramos; se debe diseñar un plan para lograrlo el cual puede comenzar por cocinar por ti mismo alimentos saludables y balanceados todos los días, salir a trotar diariamente e incluir ejercicios con peso.

La disciplina estará presente diariamente cuando cumplas a cabalidad cada actividad que te has propuesto.

Premiate por cada avance que tienes

Finalmente; una vez que vayas teniendo ciertos avances, ejemplo si ya en la primera semana de hacer tus actividades planeadas ya ves que has perdido 1 kilo; seguramente querrás premiarte por ese avance logrado; esto te dará motivación para seguir haciéndolo sobre todo porque ya se comienzan a ver resultados. Este premio puede ser ir al cine, mirar una serie de tv que te gusta, comprarte un libro; algo que a ti te agrade.

¿Por qué es difícil tener disciplina para lograr las metas?

La parte más difícil de tener disciplina y mantenerla es que debemos llevar a cabalidad ciertas responsabilidad y establecer hábitos diferentes a los que ya estamos acostumbrados, tener organización del tiempo y cambiar el ritmo de vida es algo que puede ser un poco complejo sobretodo porque la mayor parte del tiempo lo que necesite esfuerzo nos preocupa.

Tener que cambiar los viejos hábitos los cuales no generan ningún esfuerzo es difícil de aceptar por ejemplo una persona que está tratando de hacer el proyecto especial de grado sabe que tiene que hacer muchas más investigaciones y dedicar tiempo a elaborarlo y hacer todo como le indiquen; esto puede producir que se reduzcan salidas al cine, platicas con amigos e incluso familiares, y tener que sacrificar todas esas cosas a las que ya se está acostumbrado  e incuso invertir mucho más tiempo por algo que necesitamos lograr; todo eso hace que sea difícil tener disciplina.

Pero como hemos mencionado antes; cuando esto se presente debemos tener claro que lo que deseamos lograr es mucho más importante por el momento. En este caso en particular terminar el trabajo especial de grado o la Tesis será fundamental porque podremos graduarnos y esta debe ser la gran motivación e impulso para conservar la disciplina para lograr las metas.

Recomendaciones Finales de tener disciplina para lograr las metas

La disciplina es un compromiso innato de las personas que desean avanzar en la vida y evolucionar para lograr el desarrollo personal, así como cada una de las metas que se proponga; Si nos ponemos a analizar a personas exitosas de nuestra era o de épocas anteriores todas tienen en común la disciplina, la confianza en sí mismos y la convicción de cuando desean obtener algo se lo proponen para lograrlo.

Y es allí; donde la disciplina es protagonista, así ocurran percances en el camino hay que levantarse y continuar porque la verdadera alegría cuando obtenemos algo es darle gran valor y eso lo podemos dar siempre que hayamos tenido esa perseverancia en el camino para obtener eso que deseamos.

Lo que nos cuesta obtener a eso es a lo que más valor le damos.

Aprende a tomar decisiones asertivas

Diariamente los seres humanos debemos tomar todo tipo de decisiones; unas más importantes que otras y de esto determinará el rumbo de la vida de cada uno. En ocasiones nos sentimos presionados por tener que tomar ciertas decisiones que son fundamentales como tomar un nuevo trabajo, terminar una relación tóxica o decidir cambiarse de país, tal vez iniciar un nuevo negocio o realizar cualquier inversión. Es por eso que aprenderemos como tomar decisiones asertivas.

Y es en ese momento cuando no sabemos que hacer; nos frustramos sintiendo mucha inseguridad y temor al no poder tomar decisiones asertivas es por eso que en este artículo hoy te daremos unos pequeños consejos que puedan ayudarte a tomar mejores decisiones en cualquier ámbito de la vida.

Aprende a tomar decisiones asertivas

5 Tips para tomar decisiones asertivas

Tomar decisiones desde tu centro

Estar en tu centro significa cuando las emociones las tienes de forma serena, es decir como el dicho muy conocido piensa con cabeza fría. En otras palabras, tomar las decisiones desde tu centro significa aquietar la mente y sentarse en plena calma sin tomar decisiones apresuradas o por impulso que muchas veces no salen desde la cabeza sino desde emociones como la rabia o la premisa de hacer todo muy rápido. Estos son realmente dolores de cabeza porque en el futuro puedes ver que tomaste una decisión equivocada basándote solamente en una emoción de momento sin pensarlo detenidamente.

Así que; para tomar decisiones asertivas el primer consejo es pensar todo con calma porque de esa manera fluyen mucho mejor las ideas por lo que puedes tomar mejores decisiones con la mayor seguridad que puede emanar precisamente de ese equilibrio con el que se ha tomado la decisión.

Pedir ayuda solo a personas certificadas

En este punto; comenzaremos explicándolo con un ejemplo muy sencillo. ¿Si deseas abrir un negocio no vas a ir a pedir consejos a una persona que esté quebrada es correcto? Esto mismo aplica para cualquier tema en la que tengas que tomar una decisión importante. Debes acudir a personas certificadas y calificadas en el ramo del tema que requieras.

De esta manera podrás tener una visión clara de cómo puede pensar una persona que sabe, conoce o ha pasado por una situación similar y que las ha funcionado a ellos para así replicarlo en tu vida.  Evitando también acudir a personas que sean poco sensatas o que sea sumamente negativas ya que esas vibras no son nada buenas para cuando necesitamos tomar decisiones asertivas.

Evaluar las opciones que tienes

Luego de haber aplicado los consejos anteriores también es esencial todas las posibles opciones que tenemos en cuanto a esa situación que deseamos resolver; esto con el fin de evaluarlas cada una y poder decidirnos por la más adecuada. Pero; ¿Cómo hacemos esto?

Se recomienda elaborar una lista y escribir los pros y los contras de cada una de las opciones que tenemos. Esto te dará un balance mucho más claro que te ayudará a ver con mayor discernimiento y saber de esa manera que es lo que puede convenirte más para esa situación a la que te estas enfrentando y en la que deseas decidirte por la decisión más asertiva para tu vida.

Esta estrategia la utilizan muchas personas y es una forma de filtrar todo lo que hay presente y así poder clasificar lo que puede ser mejor para cada uno.

Saber que lo que ocurre es lo mejor

Muchas veces pensamos que lo que nos pasa es un castigo o que cuando estamos pasando por situación difíciles en las que demos tomar una decisión es una forma de karma que solo debemos pagar y que no podemos hacer nada mejor para resolverlo.

Pero; esto no es así, precisamente cada momento de la vida viene acompañado de una enseñanza que si la sabemos aprovechar puede hacernos crecer a nivel personar y mejorar la versión de nosotros mismo pudiendo ser cada día mejores personas.

Y es por qué; para tomar decisiones asertivas también es indispensable saber que lo que ocurre es lo mejor; esto quiere decir que debemos tener muy claro que, aunque la situación que estemos vivimos no nos guste es lo mejor que puede estar pasando porque de ella podemos aprender muchas enseñanzas que nos darán claridad para así poder avanzar en la vida y ver el mundo con otros ojos porque hemos ido fortaleciéndonos a través de las experiencias.

Tomar decisiones desde tu centro

Mide tus sentimientos

Por último; pero no menos importante es medir tus sentimientos ante la toma de una decisión, es decir si te sientes feliz, alegre o por el contrario incomodo o con cierta rabia o tristeza. Esto es un indicador natural de nuestra mente y nuestra alma para decirnos si vamos por el camino correcto no.

En otras palabras; nuestro propio cuerpo y mente responde con estímulos hacia esa decisión que hemos tomado, si esa decisión no te causa calma, paz y tranquilidad, sino que te sientes con incertidumbre o de alguna forma insegura o insegura, esto solo quiere decir que no es una decisión asertiva.

Las decisiones asertivas no tienen por qué causarnos desesperación o algún tipo de sentimiento negativo, es por ello que dentro de esa balanza que debemos tener en cuenta al momento de tomar decisiones asertivas también incluyamos los sentimientos que sentimos precisamente cuando tomamos esa decisión, esto nos dará una brújula hacia donde debemos dirigir nuestra atención.

¿Qué hacer si la decisión no fue asertiva?

Si detectamos que la decisión que hemos tomado no fue la mejor, lo primero que debe evitar es echarnos la culpa o traer pensamientos negativos o señalamientos hacia nosotros mismo.

Lo ideal es aceptar la situación y asumirla aplicando nuevamente las técnicas señaladas entrando en tu centro teniendo plena calma y serenidad para pensar nuevamente las cosas evaluando las posibles opciones que tengamos; si es necesario podemos recurrir a una persona que esté preparada en el tema en especial y simplemente inclinarnos hacia la opción que nos dé más tranquilidad y felicidad.

Como eliminar la culpa y limpiar el alma

La culpa es un sentimiento negativo que en ocasiones nos trae desilusión por cosas que hemos hecho o que sin control repetimos y que nos consideramos que son buenas para nuestra vida. Pero este sentimiento solo nos atrapa en pensamientos pasados y no nos permite avanzar con firmeza hacia cosas mucho mejores que nos depara la vida. Es por eso la importante de aprender a eliminar la culpa y limpiar el alma.

Nuestra felicidad siempre emana de adentro hacia afuera, así que debemos sanar nuestro interior para que en el exterior sigan pasando cosas buenas y positivas y vivir una vida de paz y tranquilidad sin remordimientos, pero mejorando cada día hasta alcanzar la mejor versión de nosotros mismos.

Eliminar la culpa

Acciones que nos ayudan a eliminar la culpa y preocupación

Asimismo; sabemos que cuando una persona siente culpa no sabe cómo actuar frente a ello, hay situaciones en la vida que nos perturban incluso por años y cargamos con ese gran peso durante la vida que solo es un obstáculo para avanzar y poder hacer mejores cosas en la vida. Si sientes culpa por algo que hiciste o incluso por algo que no lograste hacer cuando te lo propusiste no estás solo; miles de personas están pasando por cosas similares, te explicaremos las cosas que puedes hacer para eliminar la culpa y limpiar definitivamente el alma; logrando ser mejores personas y por supuesto avanzar en la vida con una mejor actitud frente a las situaciones.

Usar la culpa a tu favor

En esta actividad debemos evaluar la culpa que estamos sintiendo y usarla a nuestro favor para cambiar el foco de esos sentimientos negativos y de preocupación que pueden invadirnos. Esto se puede lograr sentándonos a pensar y determinar las enseñanzas que nos ha traído esa acción de la cual sentimos culpa. Por ejemplo, sin nos sentimos mal por haber tratado de manera grosera a otra persona; analizaremos que podemos aprender de esa situación, para este ejemplo el aprendizaje sería no tratar mal más a ninguna otra persona.

Cuando usamos esta culpa a nuestro favor y la convertimos en una enseñanza de valor aprendemos que debemos ser mejores personas y que es la oportunidad perfecta para cambiar ciertas actitudes que hemos estado haciendo y de esa manera mejorar totalmente como persona evolucionando y sabiendo que esos sentimientos de culpa si no los canalizamos bien no traerán nada bueno a nuestra vida solo remordimientos que nos atrasan en nuestra evolución.

Así que, recuerda, revisa el aprendizaje que puede darte esa culpa que estas sintiendo y utilízala a tu favor. Será de gran alivio dejar atrás lo negativo y extraer algo bueno de ello.

Regular las expectativas

Otro ámbito desde el que se puede ver la culpa es cuando no logramos algo que nos proponemos y es aquí donde para eliminar la culpa debemos regular las expectativas. Esto quiere decir que cada vemos que vayamos a realizar cualquier actividad que determine lograr o alcanzar una meta y no la alcancemos al 100%, en lugar de inmediatamente reaccionar y lamentarnos por eso que no pudo darse. Detener esos impulsos y felicitarnos por lo que pudimos lograr; sencillamente adicionando acciones nuevas para cumplir eso que queremos.

La culpa es un estado bajo de nuestra energía, solo permite estancarnos en un círculo vicioso de por qué no se pudo. Solo debemos aceptar la realidad y seguir adelante; la energía y tiempo que invertimos en lamentarnos, culparnos y estar tristes o sintiendo culpa recursiva no aporta nada de valor a la vida. Así que esa energía y ese tiempo se puede emplear en construir y edificar nuestra vida orientándola hacia lo que de verdad deseamos.

Como eliminar la culpa y limpiar el alma

Reducir al máximo los pensamientos negativos

La culpa es como una enfermedad que está rodeada de pensamientos negativos en nuestro cerebro, y lo que hacemos durante la mayor parte del día y simplemente repetir y repetir esos pensamientos nocivos y de culpa por cosas del pasado. Y entre más cosas negativas estemos pensando, más se manifestará en nuestra vida este tipo de sentimientos y situaciones para que nos sigamos lamentando.

Una de las mejores formas de eliminar la culpa de nuestras vidas y limpiar la mente es precisamente comenzando a tener pensamientos positivos, toda esta energía buena irá desechando poco a poco de nuestro cerebro esas cosas negativas que no aportan nada a nuestra vida.

Para hacerlo solo se debe comenzar; si no estás familiarizado con este tipo de afirmaciones positivas, comienza a hacerlo de a poco pero diariamente. Piensa en cada situación que te ha pasado y empieza a verle el lado positivo a cada uno y como podrías reaccionar de mejor forma en un próximo escenario; esto sin duda te ayudará a cambiar la mentalidad y poder tener una perspectiva más sana de las situaciones que se te presenten en la vida.

Libera las emociones escribiendo

Esta acción va de la mano con la actividad anterior y es precisamente plasmar todos aquellos pensamientos positivos en papel, podrá parecer algo que no es necesario hacer; pero esta actividad tiene un poder increíble para la vida, eliminar la culpa y limpiar el alma.

Todo este sentimiento de culpa se puede drenar a través de una carta en la que escribirás cómo te sientes; cuales son los sentimientos de culpa que te acechan y cada cosa por la cual te sientes mal; una vez la hayas terminado verás cómo te sentirás mucho mejor con un peso menos en tu mente.

Además; escribirás una nueva carta de agradecimiento con pensamientos positivos donde escribirás como quisieras sentirte si ya no sintieras culpa por eso que te aqueja; esto por su parte te ayudará a atraer a la vida pensamientos de felicidad y gratitud con el que ahora te conectarás mucho más una vez que liberes todos esos pensamientos de culpa de tu vida.

Practicar el amor propio

Cada vez que nos reprochamos por cada cosa que hacemos, nos culpamos y nos decimos cosas negativas por aquello que hacemos mal o no podemos cumplir solo refleja la falta de amor propio. La práctica del amor propio diariamente es fundamental para eliminar la culpa de nuestras vidas; somos seres humanos que tenemos libre albedrio podemos equivocarnos en las infinitas decisiones que debemos tomar diariamente y en cada momento.

Si bien; hicimos algo que se pueda considerar incorrecto no debemos estarnos reprochando cada momento a causa de esa razón; por el contrario, debemos ser nosotros mismos quienes nos demos ánimos para seguir adelante y hacer las cosas mejor con la convicción de que podemos superar los obstáculos cada día y que la culpa de lo que hayamos hecho en el pasado se evapore y podamos concentrarnos únicamente en el futuro para lograr todos nuestros objetivos sin que la culpa de nuestros errores nos pese.

Mejoremos los hábitos de amor propio, y aprender a querernos a nosotros mismo hará también que no esperemos siempre la aprobación de otra persona para sentirnos bien.